EL NUEVO CINE PORNO O LA ERA ONLYFANS

¿La pornografía convencional está muerta? No, es falso que el cine para adultos esté extinto, cualquier visita a una página de reproducción de videos XXX responderá esta duda. Sin embargo, lo cierto es que este cine ha cambiado de manera drástica en la última década. Si hace diez años eran las casas productoras las encargadas de crear películas con sexo explícito, a este cine se han agregado nuevos y poderosos competidores: los amateur, personas que han llegado para sacar provecho de esta industria tan lucrativa. Para muestra, basta con visitar plataformas como Xtube, Xvideos y, actualmente, con más notoriedad, páginas como Onlyfans o Justforfans, pues estas últimas permiten a los usuarios cobrar por sus fotos y videos.
Páginas como Onlyfans están repletas de material hecho por actores de dos tipos: los profesionales que han optado por el trabajo independiente, y aquellos que no cuentan con experiencia en el cine de marca, y que por mero placer y para generar un ingreso, se han convertido en impulsores del cine pornográfico de nuestros días.
Aunque el cine para adultos no está en peligro de extinción, es evidente que la industria profesional tiene los días contados. ¿Te das cuenta de la cantidad de videos caseros disponibles en las redes? Y lo más llamativo, es que estos son protagonizados por personas comunes, como tú o como yo. Dicho esto, se debe matizar el término “personas comunes”, pues la mayoría de los actores son personas con cuerpos y rostros atractivos. En este sentido, los protagonistas mantienen una constante: vender la idea de la belleza y la perfección corporal. Pero hagamos de lado algo tan obvio, pues en lo que deseo centrarme es en el hecho de que la mayoría de los actores de cine casero jamás han trabajado para una casa productora. Si antes admirábamos a un actor muy conocido, u optábamos por películas de cierta marca, hoy nuestros gustos giran en torno a personas que podemos encontrar en la calle, el trabajo, la universidad o el supermercado, sin que su figura se distorsione por la ficción que suponen los personajes de la televisión o el cine. Creo que esto es bueno porque podría hacernos entender que los actores porno son personas comunes y que, por tanto, en la vida real tienen sexo común y no ese otro sexo, característico de las películas del pasado, que puede ser imposible y a menudo fantasioso,
Twitter se encarga de recordarnos que vivimos en la Era Onlyfans. En esta red social encontramos a los actores del nuevo cine para adultos, chicos o chicas que por razones personales han decidido incursionar en la pornografía a cambio de una remuneración. La mayoría de estos actores, además de trabajar frente a la cámara, tienen trabajos convencionales o, dependiendo del caso, también se dedican al sexo servicio, permitiendo que los fans puedan cumplir la fantasía de estar con ellos.
Es cierto, los temas que hemos tratado son polémicos. Algunos apoyan a las personas que tienen una cuenta en Onlyfans, y otros critican el hecho de monetizar el cuerpo y las relaciones sexuales. ¿Pero no es esta práctica algo con lo que hemos vivido desde hace siglos? La plataforma, considero, es solamente una evolución del cine para adultos, y si algo debemos ver de forma positiva, es que este nuevo cine opta por un retrato del sexo que es menos artificial.
¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Pagarías por ver la película de tu crush del trabajo teniendo sexo con su novio? ¿O prefieres consumir pornografía de forma gratuita en otro tipo de páginas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario