DESEO CONTRATAR A UN ESCORT, PERO NO SÉ SI ESTÁ BIEN HACERLO




El siguiente artículo tiene como fin hablar sobre la prostitución masculina desde una postura informativa, respetando los márgenes legales. En ningún momento se promueve la explotación y la trata de blancas.


La vida sexual de los hombres gays no suele ser complicada en nuestros días. Cientos de chicos mayores de edad se conectan diariamente a Grindr en busca de encuentros casuales, amistades y también del amor. El ligue de ahora no es el mismo de hace 15 años y mucho menos de hace 30. Hay quienes tuvieron que lidiar con la falta de canales para conocer a otros con sus preferencias y tuvieron que vivir a contracorriente, buscando ligue a través de las amistades, las fiestas, la disco o el cruising. Otra generación creció con las salas de chat y una nueva con las apps como Grindr. Podríamos decir que hoy en día cualquiera que desee tener sexo con otro hombre, puede conectarse a una app para concretar un encuentro. Así de sencillo. Pero lo cierto es que en el mundo homosexual no a todos los hombres les resulta fácil tener sexo casual. En nuestra comunidad existimos hombres extrovertidos e introvertidos; hombres guapos, hombres promedio y hombres poco agraciados por la naturaleza. No pretendo hablar con banalidad, sino exponer la variedad de hombres y sus posibilidades de tener sexo. A menudo, creemos que aquellos con menos dotes físicos o emocionales son quienes menos sexo tienen y los que más contactan con sexo servidores.

¿Será cierto que la lista de los clientes frecuentes de los escort son los hombres menos agraciados, los de mayor edad o los más tímidos? Me parece que ésta es una idea sesgada que en nuestro días va siendo desmitificada. Y es que no podemos conjeturar que la clientela de los sexo servidores se reduce, simplemente, a los hombres con menos posibilidades en el ligue. En realidad, existen más factores que debemos considerar: el poder adquisitivo, por supuesto, porque sin dinero no puede haber lujos de esta clase; la fantasía y el morbo, porque definitivamente hay quienes acuden a los escorts por gusto y porque, a través de sus servicios, pueden cumplir alguna fantasía personal; y por qué no, también puede ser una forma de renovar la vida sexual de las parejas, pues contratar a un escort para tener un trío puede ser una manera de llevar a cabo una de las fantasías preferidas por los homosexuales. y no debemos descartar también que existen hombres con miedo a experimentar alguna fantasía o fetiche y que un sexo servidor puede ser el único para llevarla a cabo, ya sea porque no se desea hablar de esto con la pareja, por la soltería o por el temor al qué dirán.

Contratar un escort no se debe solamente a las posibilidades del físico, la edad o las habilidades sociales. Si has tenido o tienes justo ahora la fantasía de vivir una experiencia con algún sexo servidor, es bueno que sepas que no eres una persona perversa o necesitada de amor. Y si lo único que te falta para llevarla a cabo es valor, tómate tu tiempo y analiza a conciencia porqué deseas tener un encuentro sexual de este tipo. Y ya que estés decidido, también debes tomarte tu tiempo para elegir al chico adecuado. En internet existen páginas en donde los escorts promocionan sus servicios. Será mejor que te asegures de que la página sea legítima, para que no te lleves sorpresas con estafadores.

Nunca está demás tener en cuenta los siguientes puntos al momento de contratar a un sexo servidor. Primero, se precavido tanto como puedas. Nunca deposites por adelantado a quien te ofrezca sus servicios, por más real y sexy que se vea. Lee bien los términos de uso de las páginas que ofrecen estos servicios, para que sepas lo que debes tener en cuenta sobre lo que realmente te ofrecen. Por lo general, los chicos que ofrecen sexo a cambio de dinero a través de las plataformas digitales lo hacen por gusto y sin que alguien los obligue. Es muy importante tener esto en cuenta, pues recuerda que es un delito contratar servicios sexuales que sean obligados por alguien más, pues esto representa explotación sexual. Siempre que el escort ofrezca su servicio por su cuenta, puedes estar tranquilo. Y repito, en la prostitución masculina es poco común que se trabaje para alguien más, los chicos son independientes y no responden a nadie.

Si quieres contratar a un escort, procura tener una conversación antes y nunca apures las cosas. Cuestiónale cuáles son los costos de sus servicios y qué incluyen, cuáles son las formas de pago, en dónde da el servicio y cuál es su duración. Probablemente el chico cuente con lugar para darte el servicio, pero debes indagar bien su ubicación. Si lo prefieres, pueden encontrarse en un hotel de tu elección. Si puedes verlo llegar y asegurarte de que viene solo, estarás más tranquilo. Nunca lleves cosas de valor más que lo necesario: el dinero del arancel que deberás pagarle al chico que contratas y un celular con el que puedas comunicarte en caso de emergencia. Si confías en alguien, puedes comentarle en dónde estarás, la hora y con quien. Con estos pasos no pretendo infundirte temor, sino ayudarte a que tu primera experiencia sea placentera y sin incidentes. Muchas veces nos dejamos guiar por el físico de la persona y no nos preocupamos por nada más, pero lamentablemente en el mundo existen riesgos que debemos considerar. Si has tomado la iniciativa de estar con un sexo servidor, pon tu seguridad por delante.

En cuestión de medios para contactar con sexo servidores, probablemente la forma más asequible sean las páginas de internet. Sin embargo, hay quienes prefieren buscar estos servicios en la calle. Si sabes de alguna ubicación de prostitución masculina, no acudas a altas horas de la noche ni a lugares apartados y desolados. Si tienes auto, no subas a cualquiera, asegurarte de hablar antes con el chico y si algo no te cuadra y te hace desconfiar, es mejor que no sigas. Y en general, sea que contrates los servicios de un escort, nunca, por ningún motivo, aceptes cualquier bebida o estimulante que él te ofrezca. Si quieres tomar alcohol o usar otra cosa, asegúrate de ser quien los compre, para evitar consumir algo adulterado. 

Si estás analizando contratar un servicio sexual, no te sientas avergonzado, eso es lo importante. Toma en cuenta que casa chico tiene una cuota que él fija según considere que represente el valor de su trabajo. No regatees, si él te da un precio, no le pidas que lo rebaje, no te está ofreciendo cualquier cosa sino un rato de placer, para muchos escort es indignante que no valores su trabajo. Además, si podrás tener un rato de liberación y satisfacer tus necesidades físicas, ten en cuenta que así como pagas por un servicio y esperas que sea bueno, el escort, por su parte, espera que tú seas respetuoso y lo trates dignamente. Mientras no se fije una postura de poder, ambos son iguales y deben tratarse con respeto. Ahora que si lo buscas para tener una relación sexual en donde el sexo servidor ejerza dominación sobre ti, o tú hacia él, pongan reglas y límites claros. Desde un encuentro que conlleve sexo oral, caricias, besos, penetración o la realización de fantasías sexuales, todo debe suceder bajo un ambiente libre de tensiones, para que al final sepas que lo que has invertido en ese encuentro ha valido cada billete. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario