III MARCHA POR LOS DERECHOS DEL COLECTIVO LGBTTI EN SAN LUIS POTOSÍ: NO ES UN CAPRICHO, ES UN DERECHO


¿Alguno de ustedes irá? Yo sé que a la mayoría nos apena salir a la calle a marchar, me incluyo, pero yo porque para que quiero encontrarme con medio San Luis si me tire a un cuarto del colectivo, qué va a decir mi novio... Pero no hay problema, quienes deciden hacerlo para exigir respeto, dignidad e inclusión para todas y todos, tienen todo el derecho de expresarlo y nosotros debemos apoyarlos. La vida no es vivir todo el tiempo con miedo, dentro del armario, ese espacio que ya huele a viejo. Ya no es lo de hoy. Hay que meterles en la cabeza a los intolerantes que nunca nos van a eliminar del mapa.

Yo apoyo a los que salen a la calle, quizá no de forma activa, no me verán siempre marchando, pero les brindo mi apoyo. Creo que todos aquí en este mundo somos iguales. A mí lo que me incómoda, y mucho, es que generalmente pedimos tolerancia e igualdad, pero no somos capaces, ni poquito, de tolerar al afeminado o al que le gusta demostrar su libertad siendo más delicado, al compa de a lado, al vecino naco, al señor feo que se sentó a nuestro lado en el camión, al niño Down al que llamamos discapacitado, o al gordito y con poco atractivo al que lo metemos en el catálogo de la fealdad. Somos muchos los que quisiéramos que los LGBTTI no tuviéramos necesidad de tener que salir a la calle, hacer una marcha escandalosa, para llamar la atención de una sociedad que nos rechaza y nos niega. Y no, amigo homofóbico, no nos la vivimos lamentandonos o autocompadeciendonos de nuestra decisión, pocos han sido los que han tenido los huevos o los ovarios para gritarle al mundo que todos somos iguales, y esa ya es una lucha, no somos "jotos" que lloramos por el bullying, somos "no heterosexuales" contentos con nuestros cuerpos y nuestro criterio sexual, individual y espiritual.

Qué bueno que San Luis Potosí tenga su propia marcha, pequeñita, nada que ver con la de D.F. o Gaydalajara, pero quienes van, ponen un grano de arena sobre una lucha que llevamos siglos combatiendo: la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia, que en un sólo término se definen como Ignorancia.

Si no quieren ir, mínimo compartan los promocionales, no critiquen, ya sé que la vestida del Greko que amenizó la marcha pasada ya estaba medio tiradona, y hasta se andaba cayendo de su carro alegórico XD Pero todos los que andamos en esto de la No Heterosexualidad, podemos hacer lo que cualquiera, gozar de una libertad plena, ese es nuestro derecho. 

Y que no vengan a mamar los diputados ineptos que consideran que el matrimonio igualitario es aberrante, o que quieran engañarnos promulgando una ley de convivencia en la que sólo se incluyen intereses cínicos, en los que no se beneficia en lo más mínimo a las parejas homoparentales. Y tampoco, pues, es justo que quieran someter a consulta si los potosinos quieren o no aceptar los matrimonios entre homosexuales o lesbianas, no es un capricho, es un derecho.

La cita es este sábado 5 de julio, en la entrada del Parque de Morales. Marcharemos toda la Avenida Carranza hasta llegar al Centro Histórico. Si ya estás bien traqueteado, no importa, hasta en tu carro puedes acompañarnos, o que te carguen nuestras compañeras lesbomachotas, y por qué no, hasta una musculoca, todos somos locas, pero eso no nos quita la dignidad. Nuestro espacio, nuestra cultura, merecen ser incluidos. Diversidad para todos y todas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario